mamadehoy-logo  bannertop1000.jpg
 
 
Philips AVENT presenta sus nuevos vasitos con boquilla que facilitan la transición del biberón al vaso.

vasitosboq-avent-15port.jpg

Philips AVENT presentó su nueva propuesta de vasitos con boquillas que facilitan el proceso de transición de los bebés del biberón al vaso, apoyando a las madres en esta importante etapa de entrenamiento con un vaso adecuado para este proceso, y cumpliendo con su compromiso para abordar los desafíos que enfrentan las madres y sus niños.

El lanzamiento de estos nuevos vasitos se llevó a cabo durante un matiné realizado en Cinépolis Multiplaza, donde la marca compartió con proveedores, medios de comunicación y clientes y usuarios de los productos. La oportunidad fue propicia para que los asistentes disfrutaran en familia, de la película Transilvania 2.

Durante la actividad, Cristina Rivera, Gerente de Mercadeo de Philips Avent y Lizette Luzcando, Product Manager de Best Brands Group, empresa distribuidora de la marca, explicaron como el revolucionario vaso de Philips AVENT “permite a su hijo disfrutar de una transición sencilla a los vasos para niños grandes, gracias a la exclusiva válvula antigoteo que se activa con los labios y permite beber evitando los derrames y con un ángulo que permite al niño adoptar una posición natural del cuello mientras bebe, sin necesidad de inclinarse demasiado”.

El vaso de entrenamiento, fabricado con material libre de Bisfenol- A  (BPA), está diseñado con una boquilla blanda, pero resistente a mordidas y asas de entrenamiento que ayudan al infante a sujetar el vaso y beber de forma independiente. Estas asas no solo tienen una forma fácil de sujetar por sus pequeñas manos, sino que también son antideslizantes.

Muchos expertos comentan que el biberón es para el niño mucho más que un objeto relacionado con el alimento: es un símbolo de tranquilidad, consuelo y compañía. Por eso el momento de dejarlo puede ser un poco complicado.  Así que la transición debe ser un proceso planificado, que se debe seguir poco a poco. Pediatras, odontólogos, educadores y psicólogos coinciden en que la edad propicia para decir adiós al biberón es entre el primer y el segundo año. Estos especialistas han explicado que los principales motivos para sustituir el biberón por la taza o el vaso están relacionados con varios factores.

En primer lugar, se debe atender a la salud bucodental. El uso prolongado del biberón favorece la malformación del paladar y la incorrecta colocación de los dientes y aumenta las probabilidades de caries. Además, determinadas investigaciones apuntan que puede guardar relación con las infecciones recurrentes de oídos.

En segunda instancia, se encuentra el correcto desarrollo psicomotor. Aprender a utilizar el vaso facilita al pequeño la coordinación mano-boca y le obliga a controlar la fuerza y a mantener el pulso para agarrar bien el vaso y evitar que se le caiga al suelo.

Y finalmente, este proceso de transición contribuye al desarrollo psicológico, ya que este avance en su proceso conductual favorece su madurez y le hace ganar autonomía. Es un paso más hacia su plena integración familiar y social.

Por todas estas razones, Philips Avent busca reforzar su apoyo a todas las mujeres para alimentar de la mejor manera a sus bebes y niños pequeños, tomando en cuenta en todo momento las sugerencias de las madres que permiten hacer a sus productos los líderes en el desarrollo de los niños hasta la edad preescolar.

 



 
 
TEMAS DE HOY

 

REVISTA DEL MES
 
revistasweb-abr15.jpg

ENCUESTAS
¿Considera usted que los hijos deben ser tratados como un adultos para evitar la malcriadez?
 
 
 
¡ANUNCIANTE!

banner-avent-poiu

boton-twitter face-1 boton-you-tube
 
 
Mamá de Hoy ® 2011-Derechos reservados. GAODEL, S.A. (507) 360-5499. Panamá, República de Panamá
logo_ge3000 DISEÑADO Y HOSPEDADO