mamadehoy-logo  bannertop1000.jpg
 
 
Lizzie Brostella

 lizzie-brostella.jpgEn más de una ocasión hemos compartido contigo alguno de sus interesantes temas en el área de la psicología infantil wy familiar. Hoy queremos exaltar su labor, no solo como profesional de la psicología, sino
como mujer y madre; los desafíos que enfrentó y cómo ha logrado ser exitosa tanto en su vida familiar como en la profesional, sin sacrificar la una por la otra.

Nuestra invitada de portada es psicóloga clínica y entrenadora personal para padres, con una impresionante hoja de vida. Actualmente está terminando de certificarse en España y Estados Unidos en terapia de juego con licencia para acreditar a otros psicólogos Ha escrito múltiples artículos sobre parentalidad y el manejo de las emociones los cuales han sido publicados en diversos medios impresos, así como también tres manuales: “Cómo estudiar, una guía para padres”, “Aprender a aprender” y el “Manual de la madre y el infante”.

“La familia es un puerto seguro”

Lizzie es una mujer muy cariñosa y paciente, autodidacta empedernida, cualidades que se ajustan muy bien a su profesión como psicóloga, ya que el carácter, la formación y constante actualización son importantes a la hora de ayudar a otros seres humanos a encontrarse a sí mismos, sin embargo, es imperativo decir que su éxito tanto personal como profesional no es el resultado de la suerte o el azar, sino de la fuerte convicción de sacar lo positivo de cada experiencia, de ordenar la prioridades a la hora de tomar las decisiones cruciales en su vida y prepararse para asumir los retos.

Siendo hija de una madre soltera, entiende y conoce lo que viven aquellas que deben trabajar para salir adelante con sus hijos, y sabe lo difícil que puede ser si no se cuenta con el paraguas de la familia extensa unida, que supo cuidar de ella durante la jornada laboral de su madre, así lo expresó nuestra entrevistada:
“En mi caso mi mamá era soltera y trabajaba, pero yo tenía a mi abuela y a una familia muy unida, si algo te pasaba toda la familia se preocupaba y todos se involucraban en la solución, eso te da mucha seguridad como persona y un sentido de pertenencia; no importa las tempestades que te vayan a azotar porque tienes un puerto seguro, la familia debe ser un puerto seguro.

Veo la maternidad como una tarea difícil hoy día. La mujer está muy aprisionada en roles que se ha impuesto, no entiende que la mejor tarea es la de ser madre y que todo lo demás llegará en su momentoñ. Esa es mi filosofía. Respeto la de los demás, así como espero la mía sea respetada.”.

Su vocación de ayudar a otros se convirtió en su profesión

Lizzie se graduó de Ingeniero en Sistemas Computacionales en la Universidad Tecnológica de Panamá, y en los Estados Unidos estudió Administración de Sistemas de Información, pero su verdadera vocación surgió después de convertirse en madre:
“Yo me leía los libros sobre cómo educar niños y después nos reuníamos y ayudaba a mis amigas. Cuando empecé a trabajar como docente de cómputo con niños de tres años en el Instituto Alberto Einstein, ver a las jóvenes madres interactuar con sus niños y sus dificultades fue el detonante para que un día decidiera entrar a estudiar psicología.”

El manejo de las emociones

“Me especialicé en las emociones porque es lo que menos se sabe, porque los seres humanos no nos conocemos. Primero era una apasionada de la conducta humana. Hoy, me apasionan las neurociencias, creo que junto a lo psicodinámico, explican muchas de las conductas humanas, al menos las ayuda a entender.

Cuando me piden un consejo sobre el manejo de las emociones les digo a los padres que deben ser tolerantes y aprender a identificarlas primero en cada uno, para después poder enseñar a los demás a pensar en ellas.”

Su prioridad fue ser mamá...

Nuestra invitada de portada, es fiel ejemplo de que la mujer y madre actual puede lograr todo lo que se proponga en la vida siempre que sus prioridades estén bien claras, y que todo llega a su debido tiempo.

Con el apoyo de su esposo el Ing. Modaldo Tuñón, Lizzie decidió quedarse en casa para criar y cuidar de sus hijos Ana Lorena e Ian Gabriel, tiempo que aprovechó muy bien para estar con su familia, también logró aprender a través de los múltiples libros que leía y por supuesto, para ella este fue un gran desafío; pero también una decisión muy acertada:
“Mi mayor desafío fue balancear la vida personal con la profesional y esperar. Yo estuve diez años alejada de todo lo profesional para dedicarme a mis hijos. Al principio tenía miedo, pero sabía que se podía, rindió unos frutos extraordinarios. Tengo una estupenda relación con mis hijos, producto de esos diez años. Tener esa tranquilidad me permitió ser una mejor persona, una profesional más dedicada y entregada cuando llegara el momento”.

Mente en calma para ayudar a otros

La psicología es una profesión de entrega que requiere de dedicación, estudio y mantener una mente en calma, por lo que realizar actividades que liberen la mente son muy importantes en la agenda de Lizzie, así como también dedicar tiempo cada día, para agradecer al Creador.

“En el entrenamiento como psicoterapeuta, aprendes a dibujar una línea entre lo que sientes que es tuyo y lo que es de tu paciente, es importante realizar actividades cortas que nos gusten, que sean a conciencia y nos ayuden a despejar la mente. Camino, coso y cada noche no me acuesto sin jugar ‘sudoku extra difícil’, me encanta y me libera la mente. Agradezco, es algo muy importante. Cada día digo una oración”.

Temas como balance trabajo y familia y conceptos como calidad versus cantidad, son cuestionamientos que a diario se hacen los padres de hoy, sobre ellos nuestra invitada de portada brinda orientación constante a las familias para que logren relaciones más sanas:

“Los adultos de hoy enfrentan el reto de hacer mil cosas en poco tiempo, y además pretenden quedar bien con todos, so pena de ser malos padres. El trabajo con los niños me ha enseñado que hasta que no descubramos quénecesitan -y no me refiero a nada de valor económico- y lo suplamos, los niños no empezarán a comportarse mejor. Hay que crear espacios para interactuar, su presencia física no es suficiente, esté allí, sea honesto y fiel a sus valores.

Este tiempo de calidad al llegar a casa puede ser hasta una mini reunión familiar diaria, abre un compás para el diálogo, algo tan poco valorado y tan necesitado en las familias de hoy, no lo vea como un tiempo para resolver, sino como un espacio para compartir.

Muchos padres del mundo de hoy, no están entendiendo que ahora, en este preciso momento, les está pasando lo más importante que les puede pasar, son testigos y moldeadores de ese regalo que se llama ‘hijos’.”

Errores comunes de los padres

“Descuidar a la familia, tener miedo a poner límites, otras veces exigir perfección cuando no somos perfectos, preocuparse en demasía por brindar una seguridad material descuidando otras áreas. La vida es muy corta. Las cosas importantes hoy no lo serán mañana, todo lo material puede o no estar allí mañana. Pero la familia, los hijos, las personas que amamos, lo que demos o dejemosde dar dejará huellas imborrables.

A la familia actual le hace falta comprensión, unión, entendimiento y tolerancia para aceptar quiénes somos. Todos queremos un prototipo de familia que no existe y en el andar buscándola, se nos crece la que tenemos; el tiempo pasa muy rápido.

Revalore sus prioridades. Haga sentir su presencia, ame más, comprenda más, consienta menos, asigne más oficios, enójese menos, disfrute. ¡Quiera! (querer, como la mayoría de las cosas importantes en la vida, es gratis).”

Su consejo para las madres que trabajan

Una niñera no puede darle a tu hijo lo que nosotras como madres sí podemos. Entiendo perfectamente que hay madres que no pueden darse este lujo, y no cuentan con el apoyo ni del padre ni de abuelos o familiares cercanos. Deben ordenar prioridades. Toma 15 ó 20 minutos diarios de atención dirigida –jugar con ellos, sentarte a escucharlos, se trata de compartir-, he podido constatar que los problemas de conducta e indisciplina bajan cuando les compartes tu tiempo.

Trabajar medio tiempo o diseñar un negocio propio, así como planificar las actividades y delegar tareas, serán puntos a tu favor a la hora de lograr espacio para estrechar ese vínculo afectivo con tus hijos.

Metas por cumplir

• Abrir formalmente mi instituto para entrenar psicoterapeutas de niños y adolescentes.
• Contemplo en este momento la posibilidad de entrenar a médicos, enfermeras y maestros en terapia de juego.
• Aprender, quiero ser mejor psicoterapeuta (nunca se acaba). Culminar mi tésis doctoral y sustentarla con éxito.

 

Comentarios 

 
0 #1 Aures García De Pare 07-04-2014 09:37
Muy ordenada la entrevista, para los que la conocemos sabemos cuán cierto es su familia como puerto seguro así como la forma tan profesional como cuida a sus pacientes manteniendo la "mente en calma". Muchas felicidades
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 
TEMAS DE HOY

 

REVISTA DEL MES
 
revistasweb-abr15.jpg

ENCUESTAS
¿Considera usted que los hijos deben ser tratados como un adultos para evitar la malcriadez?
 
 
 
¡ANUNCIANTE!

banner-avent-poiu

boton-twitter face-1 boton-you-tube
 
 
Mamá de Hoy ® 2011-Derechos reservados. GAODEL, S.A. (507) 360-5499. Panamá, República de Panamá
logo_ge3000 DISEÑADO Y HOSPEDADO