mamadehoy-logo  bannertop1000.jpg
 
 
Mónica Guzmán Zubieta

monica-zubieta1

Muchos la conocieron en el famoso programa “El Familión Nestlé” gracias al cual no solo se ganó el cariño del público panameño, sino que durante tres años junto al presentador del programa, Nelson Bustamante, recorri. toda América Latina.

 

Otras producciones como “Súper colegiales” y “Dónde, qué y cuánto” forman parte de la experiencia profesional de Mónica. Actualmente es la presentadora de “Tómate un cinco” segmento que se transmite en www.lacascara.tv y es propietaria de Studio 9- Brisas del Golf y Punta Pacífica e instructora de danza y Pilates; también ha incursionado en el mundo de la moda con su línea de vestidos de baño para embarazadas MGZ, la nueva colección de MOMMY AND ME -camisitas contra el sol para niños/as y salidas de baño para las mamas/tías/madrinas a juego.

 

Esta emprendedora y talentosa fémina, casada con Luis Felipe Clemant, desde hace ocho meses vive una nueva etapa en su vida, al convertirse en mamá del pequeño Luis Felipe Clement V. Actualmente están a la espera de su segundo bebé.

 

Esta orgullosa mamá, que engalana nuestra portada, está convencida de que una actitud positiva combinada con un espíritu de lucha son claves para alcanzar las metas, por ello su mejor carta de presentación es su permanente sonrisa aunque, como todos, tenga días buenos y otros no tan buenos.

 

“Yo pienso que en realidad todos tenemos mil problemas. ¿Escogemos quejarnos o escogemos resolver? o simplemente escoges hacer lo que te gusta. Tengo la satisfacción de hacer lo que me gusta, quiero ser la mejor en lo que hago y lo disfruto.”

 

En la entrevista, Mónica nos advierte que sus padres fueron el verdadero motor que la impulsó al logro de su sueño: ‘Ser una bailarina profesional’.

Al año de nacida mi madre descubrió que me gustaba el baile, así que no escatimó para inscribirme en clases de baile.

 

Mis papás verdaderamente me apoyaron desde chiquita, en lo que les pidiera, la clase que yo quisiera, el zapato que necesitaba para bailar; ellos siempre se sacrificaban por ayudarme con mi sueño; yo dedicaba muchísimas horas cuando se trataba de bailar, era muy disciplinada. Ellos se dieron cuenta de que realmente eso era lo que yo quería hacer. Cuando decidí estudiar danza, mis papás por supuesto estaban felices, pero al mismo tiempo muy asustados.

 

Y, cuando llegué a la adolescencia, mi madre siempre buscaba y hablaba con quien pudiera ayudarnos para lograr mi sueño; gracias a su perseverancia obtuve una beca para estudiar danza en Estados Unidos.

 

Cuando obtuve la beca, ellos me sugirieron que también hiciera otra carrera: “que te ayude en el futuro, por si te rompes la pierna” y fue así como me convencieron y estudié ambas carreras: Administración de Empresa y Danza.

 

El Destino estaba escrito

 

No es un camino lleno de rosas, pues el mundo del espectáculo te exige mucho, asegura Mónica Guzmán, pero se puede lograr el sueño y destacar.

 

“Trabaja con lo que Dios te dio y acepta tu realidad”. Realmente no trabajo con metas a largo plazo. Trabajo mi día a día, quiero que mi escuela Studio 9 siga en pie, tanto la de Punta Pacifica como la de Brisas del Golf, quiero seguir haciendo TV, gozando con mis familiares y amigos.

Pienso que la vida da muchas vueltas. Lo que tengo hoy nunca lo planee, yo quería ser artista famosa y vivir en NYC.

 

El destino y la vida me dieron una lección, no siempre es lo que uno quiere, sino lo que está escrito.

 

Aunque como yo digo “todavía no me he muerto’” Puede que me pase como a la viejita del Titanic, que llegó a ser famosa en Hollywood cuando ya no podía vestir Couture, usar Louboutin o asistir a las fiestas. ¡Puede pasar!

 

Viviendo su rol de madre

Aunque ama su faceta de mamá, Mónica confiesa que fue difícil adaptarse en la etapa de embarazo, sobre todo, porque su trabajo es lograr que las mujeres conserven una buena figura y se mantengan saludables a través del ejercicio:

Tuve que acostumbrarme a estar panzona, no era fácil ver mi cuerpo con tantas curvas. No cabía en la ropa y por supuesto, ya no era tan buena en mis clases de baile y Pilates por falta de movilidad.

 

Cuando nació mi bebé, gracias a mi equipo de trabajo, pude tomarme mis tres meses de licencia y gozar de estar en pijama todo el día dando pecho, y disfrutando con mí bebé.

 

Me fue súper bien, creo que nací para ser mamá, porque no he tenido problemas de lactancia, di pecho exclusivo por cuatro meses, ahora trabajando aún me ordeño, es algo esclavizante, pero ya me acostumbré y me encanta la conexión mama-hijo.

 

En cuanto a su cuidado, tengo una nana maravillosa que me ha enseñado cómo estimular a mi hijo y puedo decir que no ha sido fácil, pues mi hijo es bastante activo como lo han visto, pero he aprovechado toda esa energía para compartir con él algunas rutinas de ejercicios, que no solo me ayudan a quemar calorías sino que me permiten compartir con él y disfrutarlo, lo pueden hacer muchas mamás que no tienen tiempo.

 

“¡Me siento una mujer completa y feliz. Ser mamá fue la cereza del sundae!”

 

Mi mensaje

“Me siento exitosa, soy joven, nadie me regaló nada. Me educaron mis papás con mucho esfuerzo y logré salir adelante con lo que tenía y con un sueño que no fue fácil de alcanzar.

 

El que sueña con ser abogado, médico, ingeniero tiene muchas puertas abiertas; yo quería ser bailarina para lo que necesitas poseer ciertas características: cuerpo, estatura, alimentarte sanamente, ser disciplinada, estar ‘muy bien’ económicamente para poder viajar a las audiciones.

 

Dentro de todo lo que la vida me dio, tenía algunas desventajas, pero aún así, hacía todo lo que podía, y siento que sí se puede”.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 
TEMAS DE HOY

 

REVISTA DEL MES
 
revistasweb-abr15.jpg

ENCUESTAS
¿Considera usted que los hijos deben ser tratados como un adultos para evitar la malcriadez?
 
 
 
¡ANUNCIANTE!

banner-avent-poiu

boton-twitter face-1 boton-you-tube
 
 
Mamá de Hoy ® 2011-Derechos reservados. GAODEL, S.A. (507) 360-5499. Panamá, República de Panamá
logo_ge3000 DISEÑADO Y HOSPEDADO