mamadehoy-logo  bannertop1000.jpg
 
 
Yamilet Navarro

 

fotoyuEco-amigable: Más que una moda, un estilo de vida

Que sea bueno para mí, mi familia y el planeta

Una vida ecoamigable, es una decisión de vida y un asunto de educación

Familias Eco-amigales: Una decisión de vida y un tema de educación

Vida “verde”, más que moda un estilo de vida

Vida verde, informarse para poder elegir

 

Comprometidos con el ambiente y preocupados por heredar a sus hijos un planeta saludable, así son las familias ecoamigables. Para esta edición nuestra invitada de portada nos comparte su experiencia de vida “verde”.

En el piso treinta y tres de un edificio en San Francisco, inicia nuestra entrevista con Yamilet Navarro, ingeniera de profesión, amante de la naturaleza y la buena salud. Sentados en el acogedor balcón podíamos contemplar el pequeño y bien cuidado huerto casero mientras nos embelesaba la fresca brisa del atardecer.

Yami, como cariñosamente le llaman; casada con Adviel Centeno y madre de la pequeña Emma Camila de dos años; nos confiesa que antes de convertirse en madre, sus mayores  actividades en pro de la salud se centraban en llevar una dieta saludable, hacer ejercicios y reciclar, lo que normalmente se recicla: papel y envases tetrabrik.

“Siempre procuraba alimentarme correctamente, pero para serte franca, mi mayor guía eran las calorías, siempre observaba la cantidad de calorías que indicaban los empaques; pero en este último año y medio he aprendido que para cuidar la salud, hay que ver mucho más que el nivel calórico de los alimentos”, afirma nuestra mamá de hoy.

 

Cuando las prioridades cambian…

Cuando nace el primer hijo la perspectiva del mundo cambia y buscar lo mejor para la criaturita no es una opción, es una necesidad. Más aún, si el bebé presenta alguna condición de cuidado, como en el caso de Emma Camila, cuyos problemas con su piel -sensibilidad- obligaron a sus padres a utilizar productos naturales u orgánicos –sin químicos ni fragancias- para el cuidado de su piel y la limpieza en el hogar.

“Al buscar opciones más naturales para cuidar y proteger su delicada piel, me enfrenté a una realidad: una carente oferta de tiendas y productos que satisfagan estas necesidades”, nos expresa.

“De tanto investigar y estudiar sobre los químicos, contaminación y el ambiente comencé a preferir el uso de productos naturales, con menos químicos y que también fueran amigables con el ambiente, no solo para mí bebé, sino para todos en la casa. Comenzamos a hacer cambios, desde preparar los alimentos con productos orgánicos hasta limpiar mi casa con la receta de la abuelita: vinagre y bicarbonato de sodio”.

 

El trabajo, mi familia y yo

“Tenía un buen trabajo, me gustaba y lo disfrutaba; pero era muy demandante; muchas veces con tristeza miraba a mi niña dormida al salir para el trabajo y al  regresar la encontraba nuevamente dormidita. Esa situación me dolía y me hacía pensar en la responsabilidad que tenía como madre y que en realidad no la estaba realizando; me estaba perdiendo muchas cosas, a pesar de que tenía la fortuna de que mi madre era quien la cuidaba en casa”.

Bueno para mí, para mi familia y el planeta

Estas dos importantes situaciones que estaba viviendo en paralelo: por un lado quería pasar más tiempo con mi hija y por otro, no encontraba con facilidad productos orgánicos y sin tantos químicos que me ayudaran con su piel, me hicieron tomar la decisión, apoyada por mi esposo, de dedicarme a mi propio negocio: happygreen.com una tienda online que ofrece opciones más amigables con el ambiente, desde juguetes, utensilios, bolsos; hasta artículos para aquellos padres que buscan productos orgánicos y ecoamigables , más naturales, saludables y que cuiden de su familia y también del planeta; todo esto sin que las personas pierdan tiempo por el tráfico porque lo llevamos a la puerta de su casa.

Una vida “eco” muy en serio

Hoy día vemos un incremento en problemas de salud como: obesidad, alergia en piel, alergias respiratorias, autismo, diabetes, alergias alimentarias, sobretodo en niños; antes no se veían tantos casos; definitivamente estamos frente a grandes cambios, pero lastimosamente no percibimos su impacto en nuestro alrededor, no prestamos suficiente atención porque su efecto no es inmediato.

En otros países esta tendencia, de usar productos orgánicos, está mucho más desarrollada y los padres están siendo mas conscientes al momento de elegir lo que sus hijos vestirán, comerán, y  usarán para el cuidado de su piel o incluso, los juguetes que utilizarán.

Muchas veces nos dejamos llevar por la publicidad y no nos damos tiempo para informarnos acerca de lo que estamos comiendo o usando en nuestro cuerpo.

Lo importante no es ver esta tendencia como una moda, sino un estilo de vida. Pero para llegar a esto debemos educarnos, hay que informarse y así poder elegir lo mejor para nuestra familia, para nosotras y para nuestro planeta.

Consejos para ser mamá “ ecológica” y no desfallecer en el intento

Ser "verde" no es complicado. Solo recuerden que todo cambio de hábito genera resistencia y que lleva tiempo, por lo que es ideal divertirnos en el proceso mientras implementamos en casa “un estilo de vida verde”.

 

Lo primero es educarnos: como consumidores debemos leer varias veces. Aprendamos a leer etiquetas. Las etiquetas nos dicen cuán beneficioso puede ser el producto. El auge de productos orgánicos también lleva a algunos fabricantes a prácticas no éticas, como utilizar en su etiqueta colores o elementos que sugieren que el producto es orgánico, cuando en realidad no lo es. Puedes buscar indicadores como: producto orgánico, cultivados sin pesticidas o libre de pesticidas o hechos con x% de materiales reciclados, son algunos llamados que podrás encontrar en productos ecoamigables.

Otras recomendaciones:

  1. Reciclar los materiales más comunes en casa: cartón, tetrabrik, plástico, vidrio y baterías. Actualmente existen varios centros de acopio para este tipo de materiales y hay ferias mensuales de reciclaje.
  2. Mejorar nuestra alimentación es clave: debemos preferir los productos que hayan sido cultivados utilizando menos químicos y consumir aquellos que se encuentran en temporada.
  3. Prefieran los productos que hayan sido reciclados o sean reciclables. Por ejemplo, el vidrio versus el plástico; una piensa de momento en lo práctico del plástico, y no nos damos cuenta que ocasiona mayor contaminación.
  4. Materiales como el algodón, madera y otros, son ideales para los niños; un juguete de madera, asegura a los padres, durabilidad, ya que no tiene pinturas tóxicas que pueden afectar a los niños. 

Consejo de mamá a mamá

Somos las mujeres las que podemos hacer cambios definitivos en nuestra familia, iniciando con enseñarles  cómo alimentarse correctamente. Debemos dejar a un lado un poco la practicidad y esforzarnos un poco más; porque definitivamente una vida “verde” requiere de mayor información y ser más creativo en el hogar; como por ejemplo, con la comida: cambiemos el concepto de que los que vegetales solo son para la ensalada. En Internet hay muchos sitos de recetas para tu familia y así poco a poco, irás incluyendo más vegetales en su dieta diaria

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 
TEMAS DE HOY

 

REVISTA DEL MES
 
revistasweb-abr15.jpg

ENCUESTAS
¿Considera usted que los hijos deben ser tratados como un adultos para evitar la malcriadez?
 
 
 
¡ANUNCIANTE!

banner-avent-poiu

boton-twitter face-1 boton-you-tube
 
 
Mamá de Hoy ® 2011-Derechos reservados. GAODEL, S.A. (507) 360-5499. Panamá, República de Panamá
logo_ge3000 DISEÑADO Y HOSPEDADO