mamadehoy-logo  bannertop1000.jpg
 
 
Embarazo y ejercicio sí pueden ir de la mano
de los músculos de la madre mientras se ejercitaba, pero diversos estudios han demostrado que las adaptaciones de la circulación materno-fetal protegen al bebé y aseguran que éste tenga suficiente sangre -aun cuando la madre realice actividad física-.

Entre los beneficios que la mujer en período de gestación puede obtener de un programa de ejercicios bien dirigido y supervisado por un médico, destacan la reducción de dolores de espalda al fortalecer los músculos paraespinales, una labor de parto más corta y una ganancia de peso adecuada y menos excesiva; además de mantener un estilo de vida saludable y mejorar su capacidad aeróbica.

Recomendaciones básicas para una correcta práctica del ejercicio:

  • Hacer ejercicios en ambientes controlados (aire acondicionado) o, al menos, evitar las temperaturas extremas.

  • Hacer sesiones cortas de ejercicio (20 minutos o menos) y tomando pequeños lapsos de   descanso para hidratarse y “enfriar el cuerpo”.

  • Mantenerse hidratada a través de una ingesta de líquidos (descartar gaseosas).

  • Evitar los ejercicios en los cuales haya un elevado riesgo de trauma directo al abdomen.

  • Evitar ejercicios que impliquen estar en posición supina (tendida sobre la espalda) o de pie,  sin moverse,durante largo período, por los cambios negativos en la circulación.

El período de gestación es una etapa delicada, por ello, las precauciones son de rigor y teniéndolas en cuenta mientras haces tus actividades físicas, evitarás riesgos.

Para disfrutar de los beneficios de un completo régimen de ejercicios, se deben incluir, tanto ejercicios aeróbicos (cardiovasculares), como ejercicios de resistencia (pesas); pero cuando hagas ejercicios con pesas, debes tener el cuidado de no cargar grandes pesos y de no hacer pesas en posición supina.

Caminar, trotar, nadar, bailes aeróbicos u otros bailes, la bicicleta estática, son los ejercicios cardiovasculares más recomendados.

Los ejercicios de estiramiento y flexibilidad se deben realizar con precaución, debido al aumento de relajación que sufren las articulaciones por los cambios hormonales.

Es importante que las mujeres embarazadas consulten con su médico antes de iniciar una rutina de ejercicios por su cuenta, ya que se podría considerar, en casos concretos, la actividad física como no recomendable.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 
TEMAS DE HOY

 

REVISTA DEL MES
 
revistasweb-abr15.jpg

ENCUESTAS
¿Considera usted que los hijos deben ser tratados como un adultos para evitar la malcriadez?
 
 
 
¡ANUNCIANTE!

banner-avent-poiu

boton-twitter face-1 boton-you-tube
 
 
Mamá de Hoy ® 2011-Derechos reservados. GAODEL, S.A. (507) 360-5499. Panamá, República de Panamá
logo_ge3000 DISEÑADO Y HOSPEDADO